Santa Fe, lunes 20 de noviembre de 2017
Servicios
AGENDA UNL | FICH

Si desea suscribirse a nuestro boletín de noticias, por favor, ingrese los siguientes datos

Ingrese su nombre:

Ingrese su apellido:

Ingrese su e-mail:

Lista de distribución:

Historia

En el año 1970 la Universidad Nacional del Litoral crea en la ciudad de Santa Fe
el Departamento de Hidrología General y Aplicada. Enclavada en una zona poseedora
de una riqueza hídrica que representa el 90% de los recursos hídricos de la Argentina este Departamento tuvo como objetivo formar recursos humanos calificados que intervinieran
en las distintas etapas de evaluación, planificación y aprovechamiento de los recursos hídricos.

Así, se crearon las carreras de Técnico Auxiliar en Hidrología, Licenciado en Hidrología
e Ingeniero Hidráulico, en una época en la que el auge mundial de la hidrología como ciencia era acompañado por un importante desarrollo de los recursos hídricos en la Argentina.
La creación de las carreras fue avalada por el interés de organismos públicos y privados,
de contar en el país con profesionales universitarios formados en hidrología e hidráulica capacitados para brindar respuestas ingenieriles sólidas y fundamentadas, y para proyectar su actividad en el ámbito de la investigación.

Posteriormente, en el año 1974, son aprobados los planes de estudio de las carreras
de Ingeniería en Recursos Hídricos y de Hidrotécnico y se suprimen los ciclos correspondientes a Ingeniero Hidráulico y Técnico Auxiliar en Hidrología. En el mismo año,
se incorporó al Departamento la carrera de Perito Topo-Cartógrafo que en ese entonces se dictaba en la Escuela Universitaria del Profesorado, también dependiente de la Universidad Nacional del Litoral.

También en ese año comenzaron a desarrollarse actividades de investigación en el Programa "Bajos Submeridionales", con énfasis en temas de hidrología de llanuras. Se marcó así el punto de partida para el desarrollo de nuevas líneas, principalmente en hidrología e hidráulica fluvial, que constituyeron la base de la estructura de los actuales grupos de investigación.

En 1985 el Departamento se convierte en Facultad: se crea la Facultad de Ingeniería
y Ciencias Hídricas (FICH). A partir de la democratización de la Universidad, comienza un período de intensa actividad, con gran participación de los distintos claustros en la vida institucional de la Facultad.

El crecimiento institucional de la FICH se traduce en un importante incremento de su oferta académica, sumando - en la década de los 90 - a las tradicionales Ingeniería en Recursos Hídricos, Hidrómetra y Perito Topocartógrafo, las de Ingeniería Ambiental, Licenciatura en Cartografía, Analista en Informática Aplicada e Ingeniería Informática.

En la primera década del siglo XXI se incorporan Ingeniería en Agrimensura y una oferta
de carreras a distancia constituida por las Tecnicaturas en Informática de Gestión; en Informática Aplicada a la Gráfica y Animación Digital; en Informática Aplicada al Diseño Multimedia y de Sitios Web, y en Diseño y Programación de Videojuegos.

Paralelamente al crecimiento de las actividades de enseñanza, se evidencia una revitalización y expansión de las áreas de ciencia y técnica, haciendo hincapié a partir de la década de los

90 en la formulación de proyectos de investigación relativos a temas de medio ambiente, cartografía e informática, manteniendo y fortaleciendo el desarrollo de las tradicionales líneas ligadas a los recursos hídricos.

Esta consolidación de las tareas de investigación tiene su correlato en el desarrollo de actividades académicas de posgrado, con la creación –en la década de los 90– de la Maestría en Ingeniería de los Recursos Hídricos y el Doctorado en Ingeniería con menciones en distintas disciplinas. A comienzos del siglo XXI, la oferta académica de posgrado se amplía hacia otras disciplinas, con la Maestría y la Especialización en Gestión Ambiental, la Maestría en Gestión Integrada de los Recursos Hídricos y la Maestría en Computación Aplicada a la Ciencia y a la Ingeniería. 

Cabe destacar el fuerte desarrollo alcanzado en las últimas dos décadas por los Servicios Altamente Especializados a Terceros y los Cursos de Formación Continua para Graduados, actividades que permitieron integrar definitivamente a la FICH al medio socioproductivo
y obtener el reconocimiento de profesionales, empresas y organismos públicos de la región.