Noticias

Coronavirus

Teletrabajo: recomendaciones de seguridad para trabajar desde casa

La actual situación de pandemia de COVID-19, ha impulsado la necesidad de que trabajadores de la UNL cambien su forma de trabajo, adoptando la modalidad denominada teletrabajo. Recomendaciones de seguridad y salud.

La Universidad Nacional del Litoral (UNL) brinda recomendaciones de seguridad para trabajar desde casa adoptando la modalidad Teletrabajo. Algunas tienen que ver directamente con precauciones que hay que tener en cuenta a la hora de hacer actividades de manera remota. Otras sobre cómo mejorar la postura frente a la computadora, qué ejercicios hacer para que no duela la espalda, cervicales, ni lumbares.
Con la cuarentena, al menos un ambiente de la casa se convirtió en oficina. Esta contingencia sanitaria nos puede ayudar a demostrar que sí se puede ser productivos, sin importar el lugar en el que nos encontremos: con la autogestión de nuestras tareas y el uso adecuado de dispositivos tecnológicos.
Antes los horarios eran fijos, desde una oficina física designada; ahora con el teletrabajo, los horarios son flexibles en función de las necesidades del puesto y los resultados esperados, se utilizan dispositivos propios y se llevan a cabo reuniones virtuales con participantes ilimitados. Por este motivo, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Principales riesgos 
Los principales riesgos presentes cuando el trabajador realiza este tipo de tareas están relacionados con:

  • Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC): el uso habitual y prolongado de pantallas de visualización de datos (computadoras, tablets, teléfonos celulares, etc.) pueden ocasionar fatiga visual, molestia o dolor de espalda, cuello y manos, etc. En general estos trastornos tienen origen en la forma en que se utilizan estos elementos, más que en el equipo propiamente dicho. Con frecuencia estos problemas pueden evitarse con una buena organización del puesto de trabajo y buenas prácticas laborales.
  • Orden y limpieza del espacio de trabajo: para evitar accidentes por golpes y choques con objetos, caídas y cortes con objetos, se recomienda que el espacio elegido para realizar las tareas de teletrabajo, esté limpio y ordenado respetando los lugares de paso y circulación.
  • Contacto con electricidad: es fundamental que la instalación eléctrica del espacio de trabajo cuente con elementos de protección eléctrica (disyuntor diferencial y conexión a tierra). Evitar el uso elementos eléctricos en mal estado.
     

Claves para una buena postura 

  • Ubicar la mesa y la pantalla de modo que se eviten deslumbramientos o reflejos sobre la pantalla. Nunca ubicar la pantalla enfrente de una ventana que no disponga de cortinas o persianas para evitar el deslumbramiento. Ajustar la silla y la pantalla de modo que se obtenga una postura confortable. Como norma general, los brazos, muñecas y manos deben estar en posición horizontal y la altura de los ojos debe ser aproximadamente igual a la parte superior de la pantalla. La distancia entre los ojos y la pantalla debe estar entre 40 y 70 cm. Asegurar que existe suficiente espacio debajo de la mesa para permitir el movimiento de las piernas. Regular el respaldo de la silla de modo que se adapte a la parte inferior de la espalda. Los pies deben estar bien apoyados en el suelo. Si no puede conseguirse, utilizar un apoyapiés. Ajustar el teclado de modo que se obtenga una posición cómoda al teclear tratando de mantener la mano, muñeca y brazo en línea recta. Ubicar el mouse de modo que se pueda alcanzar fácilmente y que se pueda utilizar con la muñeca recta. Ubicar la silla de forma que al utilizar el mouse el brazo no esté extendido. Apoyar el brazo en la mesa y sujetar suavemente el mouse, descansando los dedos sobre los botones y accionándolos suavemente. Al utilizar el software, elegir unos caracteres de texto lo suficientemente grandes de modo que permitan una lectura fácil cuando se está sentado en una posición normal 40/70 cm.

 

Orden y limpieza 

  • El área de trabajo debe estar ventilada permitiendo el ingreso de aire al ambiente desde el exterior, mediante ventanas, rejillas, u otras formas de ventilación.
  • Guardar los objetos cortantes (tijeras, abrecartas, cutter, etc.) en los cajones después de su uso, ubicándolos en sus fundas.
  • Colocar las tijeras, abrecartas, etc., separadas de los bordes de las mesas para evitar su caída.
  • Ordenar y recoger las mesas de trabajo y muebles accesorios, al finalizar la jornada de trabajo.
  • No arrojar materiales u objetos cortantes al cesto de basura.
  • Prestar atención al estado del suelo, reparando cualquier irregularidad que pueda ser causa de una caída, por ejemplo ladrillos sueltos, alfombras y moquetas sueltas o desgastadas.
  • No circular por zonas en las que existan cables sueltos por el suelo.
  • Mantener las zonas de paso libres de obstáculos tales como cajas, papeleras, etc.
  • Utilizar los pasamanos al circular por una escalera.
  • Evitar leer documentos o mirar el teléfono celular mientras se circula por una escalera.
  • No manipular en las instalaciones eléctricas ni intentar reparar equipos de trabajo que utilizan la electricidad (por ejemplo, computadoras). Esas funciones sólo debe hacerlas el personal especializado. La instalación eléctrica debe contar con un disyuntor diferencial y puesta a tierra.
  • No desconectar los equipos tirando del cable.
  • No utilizar alargues que no garanticen la continuidad del conductor de tierra.
  • No sobrecargar los enchufes utilizando alargues y zapatillas para alimentar varios equipos.
  • Evitar la presencia de cables por el suelo en las zonas de paso.
  • Desconectar los equipos cuando no se utilicen y siempre antes de finalizar la jornada de trabajo.
  • Evitar limpiar con líquidos cualquier equipo conectado a la corriente eléctrica.
  • No conectar los equipos eléctricos con las manos húmedas o mojadas.

 

Ejercicios de relajación: pausas activas 

Es muy importante que como medida preventiva puedas realizar estos simples ejercicios con el fin de evitar la aparición de dolores musculares, cefaleas, fatiga visual, etc.

Ejercicios de manos

  • Apriete y suelte las manos haciendo puños.
  • Agite y estire los dedos.
  • Repita los ejercicios por lo menos tres veces.

Ejercicios de espalda y hombros

  • Póngase de pie, coloque su mano derecha sobre el hombro izquierdo y recline su cabeza hacia atrás.
  • Realice el mismo ejercicio con el hombro derecho.

Ejercicios de cabeza y cuello

  • Mueva la cabeza hacia ambos lados con cadencia lenta.
  •  Evite movimientos bruscos.
  • Luego, muévala hacia adelante y hacia atrás.

Ejercicios parado

  • Extienda ambos brazos al costado de la cabeza sosteniendo sus manos unidas.
  • Con los brazos entrelazados detrás de su cabeza, rote su tronco hace un lado.
  • Repita la acción para el lado opuesto.
  • Con los brazos extendidos al costado del cuerpo, levante y baje los hombros.
  • Con la espalda erguida, una sus manos en posición de rezo (manos hacia arriba).
  • Luego repita el ejercicio con las manos hacia abajo.
  • Sacuda sus manos manteniendo los brazos estirados al costado de su cuerpo.

Ejercicios sentado 

  • Con la espalda recta estire ambos brazos con las manos unidas.
  • Estire un brazo por vez extendido hacia arriba al costado de su cabeza.
  • Repita varias veces el ejercicio.
  • Estire su espalda separándola de la silla y sosteniendo la cintura con sus manos a ambos lados.
  • Rote su tronco lentamente hacia uno y otro lado, acompañándolo con el movimiento de la cabeza.
  • Coloque el brazo opuesto sobre su rodilla y las piernas cruzadas.

 

+ Info: www.unl.edu.ar/coronavirus

Novedades

Coronavirus: Resolución 074/20

Establece los alcances mínimos de la adecuación del dictado de las asignaturas de grado y pregrado presenciales de la FICH a la modalidad virtual. ver más

PRODACT: primera convocatoria 2020

Se encontrará abierta hasta el 15 de mayo. ver más

Declaración jurada de cargos

El nuevo plazo de entrega se fijó para el 30 de junio. ver más

Ciclo de seminarios-talleres sobre Proyecto Final de Carrera

Corresponde al primer semestre de 2020. Comienza el 21 de abril y es obligatorio para estudiantes de Ingeniería en Recursos Hídricos e Ingeniería Ambiental. ver más